siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El aperitivo Ceuta y Melilla, plato principal Islas Canarias

|


Ceuta y melilla


LIBREDIARIO@DIGITAL / OPINIÓN / EDITORIAL


EL BAR DE PEPE


DE APERITIVO CEUTA Y MELILLA, PLATO PRINCIPAL ISLAS CANARIAS.


Mohamed VI lo ha dicho, lo tiene previsto y cree llegado el momento de repetir la hazaña de su progenitor, el rey Hassan II, otra marcha “verde” esta vez para ocupar las ciudades de Ceuta y Melilla.


Parece que la historia se puede repetir, la casa real española tiene previsto una visita del rey Felipe VI y la reina Letizia a las dos comunidades españolas.


Recordemos que el rey emérito, Juan Carlos I en el año 1975 visitó las plazas del Aiún, Sidi Ifni, antiguas colonias españolas en el África Occidental, para ofrecer a los saharauis todo el apoyo de sus paisanos peninsulares. Cuando esto sucedía ya se había llegado a un pacto para entregar “pacíficamente”, incluida las minas de fosfatos de Bucraa, a coste 0, toda la zona subsahariana. Lo que nunca sabremos cuanto fue la “suculenta” comisión con que algunos “mediadores” en el conflicto engordaron su cuenta corriente en Suiza, Panamá o las islas del Canal de la Mancha.


Mohamed VI se ha cansado de esperar y quiere aprovechar la crisis catalana para meter su baza y anexionar a Marruecos las ciudades autonómicas españolas de Ceuta y Melilla.


Claro que no es lo mismo los “polisarios” que los caballas ceutís o melillenses y la historia tampoco es la misma.


Es en 1497 cuando las tropas del tercer duque de Medina Sidonia, mandadas por Pedro de Estupiñán y Francisco Ramírez de Madrid, ocupan la ciudad. La peripecia merece ser contada.


Como los alrededores de Melilla estaban llenos de moros, los Reyes Católicos consideraron desaconsejable cualquier operación militar. Pero Medina Sidonia concibió algo muy poco convencional. Dado que la ciudad estaba prácticamente desierta y completamente en ruinas, dispuso un desembarco nocturno. En los barcos hizo cargar grandes vigas desmontables, un auténtico muro prefabricado. A lo largo de la noche, los castellanos desembarcaron las vigas y las ensamblaron a toda velocidad. Al amanecer, los moros descubrieron, aterrados, que la ciudad había vuelto a surgir durante la noche; lo tomaron por cosa de embrujo, pero fue, en realidad, cosa de ingenio. Desde entonces, la Corona española nunca abandonará Melilla.


Cuando el reino de Portugal se incorporó a la monarquía hispánica, en 1580, Ceuta también lo hizo. Pero en 1640, cuando Portugal se desgaje de España, los ceutíes decidirán que quieren seguir siendo españoles. Por eso Ceuta ostenta los títulos de Noble, Leal y Fidelísima, al tiempo que mantiene en su escudo y en su bandera las armas de Portugal. Nuestros vecinos reconocieron la españolidad de Ceuta pocos años después. Ceuta no sólo es española por haber compartido nuestra historia antigua y medieval, sino, además, porque los ceutíes quisieron ser españoles.


De manera que las ciudades de Ceuta y Melilla, forman parte del reino de España mucho antes de existir el reino aulita.


Por otro lado, la “invasión pacífica” preparada al efecto, cuenta con el apoyo de la OTAN (no olvidemos que Marruecos participa activamente en maniobras de la OTAN y se le considera un país colaborador de extrema importancia en la lucha antiterrorista islamista) por lo que España no contaría con el apoyo de sus aliados del tratado militar, ante un hipotético enfrentamiento bélico con Marruecos.


Francia es el principal aliado de Marruecos en esta aventura y la Unión Europea vería con agrado e incluso desaconsejaría a España cualquier declaración de guerra contra Marruecos.


Que Ceuta y Melilla pertenecen a España y que sus habitantes, todos, se sienten españoles no hay quien lo dude, la pregunta es ¿y los españoles del continente consideran españoles a los melillenses o ceutís?


El peligro siempre ha venido por el sur, aprovechar los truenos secesionistas catalanes supone el mejor escenario para las reivindicaciones soberanistas de Mohamed VI.


Luego seguirán las islas Canarias, algunos empezamos a probarnos chilabas…



Canarias


Joaquín Hernández, periodista y analista político

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.