siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Apartan al médico que atendió a la madre que fue hallada con un feto muerto en Puerto de la Cruz (Tenerife)

|


112


SANTA CRUZ DE TENERIFE /  (EUROPA PRESS)

El médico del Servicio de Urgencias Canario (SUC) que atendió por teléfono a la madre que llamó al 1-1-2 tras haber sufrido un aborto espontáneo y que luego fue sorprendida en un taxi cuando llevaba en su regazo a un feto muerto, ha sido apartado de las funciones asistenciales, según ha informado la Dirección del Servicio de Urgencias Canario (SUC).

La Dirección del SUC ha tomado esta decisión a raíz de una grabación en la que el médico del 1-1-2 le dice a la mujer que si no había sufrido una hemorragia que aconsejara su ingreso hospitalario, o bien tirara el cuerpo a la basura o lo envolviera en una manta para meterlo en la nevera y al día siguiente llevarlo al hospital.

A través de un comunicado, la Dirección del SUC ha informado que desde que se tuvo conocimiento de los hechos acaecidos el pasado 12 de junio en Puerto de la Cruz, se procedió a la "apertura inmediata de un expediente informativo con el fin de esclarecer los hechos y depurar responsabilidades a la mayor brevedad posible".

Asimismo, aclara que se puso a disposición de la Policía encargada de la investigación toda la información disponible sobre este incidente y se apartó de las funciones asistenciales al médico del SUC que atendió por teléfono a la afectada cuando llamó al 1-1-2.

Ante este incidente, la Dirección del SUC quiere manifestar su rechazo a la actuación del médico, que considera "inexplicable al no responder a los protocolos de actuación y no reflejar en absoluto la vocación de servicio público del SUC, como se ha demostrado en los 24 años que lleva atendiendo las emergencias sanitarias de la población canaria".

Por último, señala que una vez finalice el expediente informativo iniciado, se determinarán las medidas disciplinarias que se aplicarán a este facultativo. 


El juzgado de guardia de Puerto de la Cruz (Tenerife) no va a practicar diligencias frente a la mujer que fue localizada por la Policía en la vía publica de la ciudad turística en la mañana del pasado martes con un feto en su regazo.

El atestado policial adjunta una grabación que parece probar que la mujer, tras dar a luz por aborto espontáneo a un feto de entre 16 y 20 semanas y advertir que tenía apariencia de haber perdido la vida, telefoneó al 1-1-2.

Al otro lado de la línea, se escucha en la grabación, un técnico le dijo que, si ella no había sufrido una hemorragia que aconsejara su ingreso hospitalario, o bien tiraba el cuerpo a la basura o lo envolviera en una manta para meterlo en la nevera y al día siguiente llevarlo al hospital, informa el Tribunal Superior de Justicia (TSJC) en un comunicado.

El juzgado de guardia entiende que la mujer --vecina de la isla de La Palma-- actuó en todo momento conforme a las indicaciones del técnico que le cogió la llamada.

No obstante, el órgano encargado del caso no es el juzgado que ahora está de guardia, sino otro órgano de instrucción, que tendrá la última palabra. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario