siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Dezcallar admite que el Gobierno "puede hacer más" para resolver el conflicto catalán

|


SANTA CRUZ DE TENERIFE


El exdirector del CNI y exembajador, Jorge Dezcallar, ha admitido este jueves que el Gobierno central "puede hacer más" para resolver el conflicto catalán más allá "de dejar el asunto en manos de los tribunales".

En un coloquio organizado por el 'Foro-Premium del Atlántico', ha comentado que "hay que aceptar lo que digan los jueces" y respetar la separación de poderes, pero ha reclamado que "se ponga sobre la mesa" un "proyecto común" para Cataluña y España, que "está pendiente", porque hay catalanes que se sienten "abandonados" por el Estado.

No obstante, ha apuntado que "la bomba ha estallado ya" porque hay una "brecha profunda" entre los propios catalanes y que además "deben resolver entre ellos", ya que una división de la población al 50% "no va a otra cosa que a una guerra civil".

Dezcallar ha comentado que con un 50% de apoyo no se puede pedir la independencia y además, "no respetar las leyes es antidemocrático", advirtiendo de que las "grietas" que se han abierto en la sociedad civil van a tardar en cerrarse.

Sí ha reconocido el "buen trabajo" que ha hecho el Gobierno en el ámbito internacional porque prácticamente ningún país ha reconocido la independencia, pero ve "peligroso" que los independentistas "estén ganando" el espacio de la opinión pública, además con un "grupo de irreductibles que van a llegar hasta el final".

Cuestionado por el papel del CNI en la consulta catalana donde no se lograron interceptar las urnas, ha dicho que no tiene "ni idea" de lo que ocurrió y si le encargaron esa misión porque ya está alejado de la primera línea, lo mismo que si Puigdemont fue detenido en Alemania a raíz de unas balizas que colocaron en su coche.

"EL CNI QUEDÓ MARGINADO DE LA INVESTIGACIÓN"

Sobre su pasado al frente del CNI, ha confesado que el organismo "quedó marginado de la investigación" de los atentados del 11-M hasta el punto de que no asistió a ninguna reunión, cuya causa desconoce y cree que "habría que preguntar" a los dirigentes del Gobierno del momento.

"Nos dejaron fuera de juego", ha comentado, señalando que en los primeros momentos posteriores al atentado, desde el CNI se pensaba que era autoría de ETA, --"no era descabellado" según el modus operandi--, si bien "poco a poco" las evidencias fueron llevando hacia un origen islamista.

Ha confesado que le "irrita" que se haya montado una teoría de la conspiración sobre los atentados porque "se ha sabido todo", pero sí ha lamentado que en aquel momento "muchos partidos jugaron a los suyo", pues había gente que pensaba que el si atentado era de ETA, se podría favorecer a unos partidos o a otros.

En su opinión, si el presidente, José María Aznar, hubiera convocado a todos los partidos políticos y les hubiera dado toda la información que se conocía, "las cosas hubieran sido distintas". 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario