siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Ateos de boquilla

|


EL BAR DE PEPE


ATEOS DE BOQUILLA



El tema que puede pasar intrascendente tiene su aquello. Por las redes sociales ha salido una foto donde se encuentra Dolores Ibarruri alias la Pasionaria, mujer que, si hizo algo valiente y formidable, sobre todo en aquellos años de la España troglodita y machista, fue la defensa de la libertad de la mujer, donde aparece confesándose y tomando la comunión de los pecados según manda la Santa Madre Iglesia.


Digo valiente porque por mucha República que hubiera o hubiese, el género femenino seguía en las Antípodas de la democracia, de la libertad.


La noticia no llega sola, por lo visto la Pasionaria en aquellos años trágicos de la guerra civil había ayudado a una congregación de monjas a escapar de la ira del pueblo, pueblo cansado de los privilegios de una iglesia poderosa y en contra de todo pensamiento libertario. que llegó incluso a la perversión de traicionar sus principios divinos, masacrando a todo aquel que no estaba de acuerdo con su doctrina.


Por lo visto 40 años más tarde estas monjitas fueron invitadas por Dolores Ibarruri a visitarla y al mismo tiempo entregarles multitud de objetos religiosos que de la Congregación había guardado durante esos 40 años.


No es el primer caso, Stalin fue uno de los grandes genocidas que, declarándose ateo, pidió confesión y comunión minutos antes de morir.


Si en la historia de la España negra existe un personaje más ateo que el Campesino tendrá que demostrarlo. Pues el Campesino, general de división de las milicias Republicanas, que escupió y se meó ante un crucifijo de Cristo, acabó pidiendo el cura y la extremaunción, confesión y comunión. Se dice que a Santiago Carrillo le sucedió igual.


El tema viene a colación de unas declaraciones de un seudo artista que se jacta de “cagarme en Dios mínimo 10 veces al día, incluso cuando me cae una gota de café en el pie, me cago en Dios”, claro que el imbécil provocador lo confiesa en España a sabiendo que provoca al personal y de eso se trata, de llamar la atención, porque si estuviera en Irán y se quisiera ciscar en Ala o Mahoma le cortarían los huevos sin juicio.


El caso es la cobardía del ser humano ante algo tan obvio como la muerte.


Lo que tenemos seguro al nacer es la muerte, sin embargo, es a lo que más miedo tiene el hombre o mujer a la muerte, tanto es así que a la llegada de la "Parca" todo el mundo se quiere congratular con el "todopoderoso" para que perdone sus ofensas, sus crímenes, sus genocidios, su vida en contra de todos los derechos humanos por el simple hecho de pedir perdón a Dios, no a los que masacró durante toda su maldita vida.


Y eso les ocurre a los que también creían en Dios y en pro de la "doctrina de la Iglesia" masacraban, masacran, mataban y matan. Franco se confesaba y comulgaba todos los días antes de firmar las sentencias de muerte.


El cinismo y la cobardía de esta calaña de personajes está servido. Ahora que la historia recuerde quienes fueron, lo que hicieron y la cobardía con la que se enfrentaron a la muerte.


Principio del formulario




por Joaquín Hernández, periodista y analista político



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.