siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

La economía canaria crece, la desigualdad se dispara... (Informe económico)

|


ld


CANARIAS / Las últimas estadísticas disponibles vuelven a confirmar la solidez mostrada por la economía internacional durante los primeros meses del año, de manera generalizada en la mayor parte de las economías del globo. No obstante, existen focos de incertidumbre que podrían moderar el crecimiento, derivados, especialmente, de una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China y de la elevación de los precios del petróleo por conflictos de índole geopolítica.


A pesar de estos factores, la Comisión Europea ha elevado en una décima sus previsiones de crecimiento global con respecto a las anunciadas el pasado otoño, hasta el 3,9% para 2018 y 2019. Esta revisión al alza, según la CE, se debe al mejor comportamiento esperado tanto por las economías avanzadas-cuyas nuevas previsiones se incrementan en cuatro décimas para 2018 (+2,6%) y en tres décimas para 2019 (+2,4%)-; como por las economías emergentes, donde prevén un crecimiento del 5,0% para ambos ejercicios, dos décimas más para este año y una décima más para el próximo.


De entre las economías avanzadas, destacan las previsiones para Estados Unidos, con un incremento de seis décimas con respecto a las estimaciones anteriores para 2018 y 2019, hasta situarlas en el 2,9% y el 2,7%, en cada caso. El mayor ritmo de crecimiento esperado por la economía estadounidense viene respaldado por la robustez que sigue mostrando su mercado laboral, donde se creó en el mes de abril 204.000 nuevos puestos de trabajo, así como del dinamismo del consumo privado y la buena marcha de la inversión empresarial, debido, en buena medida, a la menor presión fiscal sobre las empresas y las familias.


Por su parte, la economía japonesa ha ralentizado su avance en el primer trimestre de 2018, en un entorno marcado por la contracción de su producción industrial y la desaceleración de su demanda exterior neta, que limitaron el buen comportamiento que mantiene el consumo privado y la inversión no residencial en este país.


En este contexto, China mantiene el buen tono de crecimiento del inicio del año, impulsado por los buenos datos que arrojan el consumo y la inversión, especialmente, la privada.


Por lo que respecta a la Eurozona, tras registrar durante los meses anteriores un crecimiento mayor de lo previsto, los indicadores más recientes apuntan a una cierta moderación en el ritmo de actividad a comienzos del segundo trimestre. No obstante, se espera que el crecimiento en la Zona del Euro siga siendo sólido, gracias al dinamismo que continúa mostrando el consumo y la inversión empresarial, y la fortaleza del mercado laboral.


En este escenario la CE ha incrementado su previsión de crecimiento para la Eurozona, en dos décimas para 2018, hasta el 2,3%, y en una décima para 2019, situándola en el 2,0 por ciento.


En lo relativo a la economía española, según la estimación de avance del INE, el PIB nacional habría registrado durante el primer trimestre del año un crecimiento intertrimestal del 0,7%, al igual que en los dos trimestre previos, mientras que, en términos interanuales, el ritmo de crecimiento se habría minorado en dos décimas con respecto al trimestre anterior, hasta el 2,9%, frente al 3,1% anterior.


La demanda nacional continúa siendo el motor principal que sustenta el crecimiento de la actividad económica en nuestro país, lo que ha supuesto que la Comisión Europea haya elevado en tres décimas las estimaciones para la economía española, tanto para 2018 como para 2019, hasta el 2,9% y el 2,4%, respectivamente.


Este buen comportamiento de la actividad se extiende al mercado laboral, que observa en abril un aumento del 0,6% en el número de afiliados a la Seguridad Social, lo que implica 117.059 nuevas altas. En términos interanuales, la afiliación experimenta una elevación del 2,6%, computando un total de 475.703 afiliados con respecto al mismo mes de 2017.


Del mismo modo, el paro registrado anota en abril un descenso mensual del 2,5%, 86.683 desempleados menos que en marzo, y se aminora un 6,6% con respecto a abril de 2017, 237.168 demandantes menos, hasta totalizarse 3.335.868 personas en situación de desempleo al cierre del mes.



Trasladando el análisis al ámbito de Canarias, los datos más recientes de empleo dan continuidad a los buenos resultados de los meses anteriores.


Así, a pesar del retroceso del 0,5% mensual de la afiliación a último día del mes, 3.806 afiliados menos, condicionado por el efecto del adelanto de la Semana Santa a finales de marzo, en términos interanuales se anota un repunte del 3,5%, 26.285 nuevas afiliaciones. Destacan dentro de esta evolución los servicios, donde se observa un incremento de 18.727 afiliaciones, y muy especialmente en “Educación” (3.250 nuevos afiliados), en las actividades comerciales (3.191 altas adicionales), y en las “Actividades Sanitarias y de Servicios Sociales” (2.065 afiliaciones más).


Tras los servicios se sitúa la construcción, con 6.612 afiliados adicionales, seguido por la industria y el sector agrícola, que registran un avance interanual de 1.313 y 173 nuevas altas, respectivamente, en el transcurso del mes de abril.


En cuanto al paro registrado, se aprecia un retroceso mensual del 0,3%, 627 parados menos en relación con el mes anterior, mientras que, en términos interanuales, el paro disminuye un 5,6%, 12.561 demandantes menos que en el mismo mes de 2017. Con estos resultados, la cifra total de desempleados alcanza al cierre del mes de abril los 213.141 efectivos.


Por sectores, el descenso mensual más significativo se registra en la construcción, con una minoración de 1.160 parados (-5,15%); seguido por la industria, con una caída de 244 desempleados (-2,83%). En cambio, los servicios computan un aumento de 487 desempleados (+0,30%), al tiempo que el colectivo “Sin Empleo Anterior” observa un repunte de 241 efectivos (+1,36%) y la agricultura un incremento de 49 desempleados (+0,96%).


En cuanto a los indicadores de actividad y demanda, estos mantienen el pulso de meses anteriores, si bien en lo relativo a la actividad turística, la entrada de turistas extranjeros disminuye, en un contexto influido por la recuperación de destinos competidores como Egipto o Turquía, y por el efecto estacional de la Semana Santa que en 2017 se celebró en abril.


Este contexto conduce a que el número de turistas extranjeros entrados por los aeropuertos a Canarias en abril se reduzca en 152.653 visitas, un 12,1% menos que en el mismo mes del año anterior. Con estos datos, se acumula un total de 4,9 millones de viajeros procedentes del extranjero hasta el pasado mes de abril, 78.434 turistas menos (-1,6%) que en el mismo periodo de 2017.



Es previsible que en lo referente a las cifras de alojamiento, esta atemperen su evolución en los datos de abril, en consonancia con la menor afluencia debida a los factores señalados anteriormente.


En este contexto, cabe destacar la evolución del personal empleado en los alojamientos turísticos de las Islas, que se eleva durante marzo un 4,0% interanual, esto es, 2.257 trabajadores adicionales, hasta alcanzar un total de 59.228 empleos al cierre del mes de marzo.


En cuanto al gasto turístico, también disponible solo hasta marzo, este permanece en terreno positivo, con un aumento interanual del 6,8%, lo que implica un desembolso de 1.613,9 millones de euros durante el mes de marzo. De este modo, se acumula en lo que va de año un total de 4.479,9 millones de euros, un 3,6% más que en el mismo periodo de 2017.


En lo que se refiere a los indicadores de demanda interna, estos siguen registrando resultados positivos, sustentados, en buena parte, en la situación de dinamismo que sigue mostrando el consumo.


Tomando también los últimos datos disponibles, correspondientes a marzo, el índice de comercio al por menor constata una elevación del 1,9% interanual, mientras que el tráfico portuario en los puertos de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, acumula durante el primer trimestre un repunte del 4,8%, fruto, especialmente, de la evolución de las mercancías en tránsito, que registran un crecimiento acumulado del 11,0 por ciento.


En cuanto a la matriculación de vehículos, durante marzo se aprecia un ascenso acumulado del 15,2% en comparación con el mismo periodo de 2017, destacando los vehículos de uso empresarial, cuyas ventas ascienden un 28,5%, además de la matriculación de vehículos particulares y con destino al alquiler, que registran avances acumulados del 13,0% y del 0,8%, respectivamente.


En este contexto, el IPC observa durante abril un ascenso del 0,7% mensual en las Islas, condicionado por el efecto del inicio de la temporada primavera-verano, con repercusión sobre los precios del grupo “Vestido y Calzado”, donde se aprecia un avance del 11,9 por ciento.



En términos interanuales, los precios siguen creciendo con moderación, al aumentar un 1,1% durante el mes de referencia, al igual que en el conjunto del país. Destacan por su relevancia en la conformación de los precios los repuntes computados por “Alimentos y bebidas no alcohólicas” (+2,4) y por “Restaurantes y Hoteles” (+1,8%), así como, en menor medida, por el grupo “Comunicaciones” (+2,8%) y por “Bebidas alcohólicas y tabaco” (+4,6%), influido por el subgrupo “Tabaco” (+5,6%).


Por su parte, la inflación subyacente, que descuenta el efecto de los bienes sujetos a mayor volatilidad, los productos energéticos y los alimentos no elaborados, sigue mostrando señales de estabilidad, con una elevación del 0,8% interanual tanto en Canarias como en el ámbito nacional.


Los indicadores de actividad, demanda y empleo reflejan que la economía canaria mantiene la trayectoria positiva de meses anteriores, siendo esperable que esta senda tenga continuidad debido, especialmente, a la solidez del mercado de trabajo y al comportamiento de la demanda interna, que siguen arrojando resultados favorables, dentro de un contexto en el que el turismo irá perdiendo ritmo, aunque se mantendrá en niveles elevados.



Imágenes: JR dixit@ para LibreDiario@Digital





LA DESIGUALDAD SE DISPARA.-


Mientras los voceros del Gobierno regional insisten en decretar el "fin de la crisis" miles de familias canarias siguen obligadas a recurrir a instituciones caritativas y ONGs para satisfacer sus necesidades más básicas.


Solo durante el pasado mes, la Cruz Roja proporcionó alimentos a 2.387 familias canarias con menores a su cargo que se encuentran bajo los umbrales de la pobreza, en un programa que apoya la Consejería de Empleo y Políticas Sociales de la comunidad autónoma. Una cifra que se ha mantenido estable durante los dos primeros meses del presente 2018.


En un comunicado, la ONG recuerda que Canarias tiene uno de los índices más altos de pobreza infantil, ya que se calcula que unos 112.000 menores sufren ese problema en las islas.


Cruz Roja trata de paliar esa situación con el programa Necesidades básicas a menores y sus familias, financiado con 290.000 euros por el Gobierno de Canarias, una iniciativa que ayuda a cubrir las necesidades alimenticias de las familias con menores a cargo que carecen de recursos económicos.


Durante este mes de diciembre, coincidiendo con las fechas navideñas, la ONG ha distribuido en las islas 1.300 tarjetas para la compra de alimentos y 2.363 lotes de alimentos, de las que se han beneficiado 3.786 menores (1.500 en la provincia de Santa Cruz Tenerife y 2.286 en la de Las Palmas).


En total, han sido atendidas 2.387 familias: 955 de Tenerife, 100 de La Palma, 30 de La Gomera y 30 de El Hierro, en la provincia occidental; y 1.109 de Gran Canaria, 81 de Fuerteventura y 82 de Lanzarote, en la provincia oriental.

Libre@Diario