siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Movimiento Incel

|


libre diario



OPINIÓN / EDITORIAL @


LAS COSAS DE DIEGVS@


Es posible que usted no conozca a los incel. No se alarme. He de reconocer que yo, hasta hace bien poco, no sabía ni qué quería decir esa palabra. Es un acrónimo de involuntary celibacy, célibes involuntarios. Es decir, se refiere a quienes no tienen relaciones sexuales a pesar de desearlo. Son hombres heterosexuales y se caracterizan por ser misántropos, misóginos, racistas, apoyar la violencia contra las mujeres sexualmente activas y los hombres con éxito sexual. Unas joyas, vamos. Consideran que las mujeres les pertenecen, y si no consiguen su objetivo, se sienten justificados incluso para matarlas. ¡Escalofriante! Llegan incluso a plantear al Estado que imponga una ley que obligue a las mujeres a tener relaciones sexuales, imagino que con ellos, claro. En el colmo de su delirio plantean la proliferación de prostitutas o robots sexuales para satisfacerles.


Cuesta creerlo. Parece sacado de una novela de ficción, y no puede ser real. Pero parafraseando a nuestro gran humorista Mariano R. no es un asunto menor, o dicho de otra forma, es un asunto mayor. No piensen que son cuatro tarados. Muy al contrario. Son bastantes. Se reúnen en foros de internet compartiendo —o vomitando— su odio hacia las mujeres. Su oscuro objeto de deseo. No dejan de retroalimentar su ira. De hecho, son culpables de algunos atentados en masa, especialmente en Norteamérica. Es posible que usted recuerde el último atentado perpetrado en Canadá por un tipo que atropelló a diez personas. Era uno de ellos.


Estamos creando una sociedad terrible. Una sociedad en la que pensamos que todo nos pertenece, y cuando no lo tengo, me enfado y lo rompo... o la mato. No en vano, en España han aumentado las denuncias por violación¡un 28%! Estamos convirtiéndonos en objetos de usar y tirar. Nuestros mandamases piensan que la mejor forma de erradicar esta violencia es a través de leyes. Yo discrepo. Pienso que la única forma de combatir a esta gentuza es a través de la educación. Y aquí nos encontramos con el gran problema. ¿Qué podemos esperar de un sistema educativo que únicamente ofrece derechos a los alumnos eliminando los deberes? Volvemos al principio del problema. Tenemos derecho a todo sin ninguna contrapartida. Excelente pues. Solo nos queda el consuelo de que la extinción está un día más cerca.


Piensen.

Sean buenos.



Diego Gafo@




Libre@Diario