siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

La deuda española se reducirá al 80% del PIB en la próxima década", según Oxford Economics

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / EXPANSIÓN.COM@


El final del programa de compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE) y la probable subida de tipos que acometerá el próximo año supondrán un esfuerzo añadido para la sostenibilidad de países con elevados niveles de deuda pública, como es el caso de España


Sin embargo, desde Oxford Economics consideran que el país se encuentra en buenas condiciones para resistir el impacto y reducir los pasivos de la Administración en la próxima década.España es una de los países más endeudados de la Unión Europea y la carga de su deuda se ha triplicado a lo largo de la pasada década, por lo que ya alcanza el 98% en relación con el Producto Interior Bruto y por tanto con la capacidad de pago del país. 


No obstante, Ángel Talavera, economista del servicio de estudios ligado a la universidad británica cree que la ratio descenderá durante la próxima década para tocar el 80% en 2027.Talavera destaca que el Tesoro español ha refinanciado gran parte de esta deuda en los últimos años al calor de unas tasas de interés históricamente bajas, al tiempo que extendía el vencimiento promedio de su cartera. 


Esto permitirá que, pese a que aumenten las tasas de interés, el coste medio de la deuda española se mantendrá estable durante la próxima década, por lo que no presionará sobre las finanzas públicas del país.El economista recuerda que el déficit fiscal crónico es la principal vulnerabilidad de España, no el nivel de deuda. Por ello entiende que el mayor riesgo para la sostenibilidad de la carga de la deuda soberana no provendría de un aumento más pronunciado de lo previsto de los tipos de interés, sino de un deterioro sustancial en las perspectivas de crecimiento, lo que provocaría un aumento del déficit fiscal mayor de lo esperado.


En los escenarios contemplados por Oxford Economics resulta más lesivo un escenario de ralentización del crecimiento que de mayores tasas de interés para la ratio de deuda. Una caída del PIB incitaría a los inversores a exigir un mayor rendimiento de la deuda española, empeorando aún más la posición fiscal del país. Pese a todo, y con las actuales previsiones de crecimiento, España se mantiene como uno de las economías que más crecerá en el eurozona.

Libre@Diario