siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El sueldo público del responsable de cocinar las encuestas del CIS

|


SUELDOS@PÚBLICOS


Esta semana hemos conocido la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas sobre intención de voto, además de otras preguntas. La muestra, de casi 2.500 entrevistas es la más completa que se hace en España y se publica cada trimestre, aunque también se elaboran otras cuando hay citas electorales. Esa encuesta cuesta mucho dinero. Los medio de comunicación que encargan este tipo de estudios para generar contenido, moldear la opinión y fomentar el debate lo saben perfectamente.


Los datos del estudio reflejan que el PP, pese a mantener la primera posición, sigue perdiendo apoyos y Ciudadanos está disparado. El presidente de la formación naranja, Albert Rivera, incluso ha ironizado sobre la llamada 'cocina' de la encuesta para no situar a su partido a la cabeza en intención de voto. Esa cocina o análisis posterior del trabajo de campo al recopilar las respuestas de los encuestados pasa por un filtro de sociólogos y politólogos, entre otros profesionales, que añaden otros factores como el recuerdo del voto anterior para ajustar el resultado final. Ya sabes, y la experiencia lo demuestra, que no siempre aciertan.


El estudio de abril del CIS es el número 3.210 desde que arrancara el Centro en julio de 1963. La encuesta está diseñada para 2.500 entrevistas aunque finalmente se hicieron 2.466, según la ficha técnica. Solo se tuvieron en cuenta a 256 municipios y 48 provincias. Recuerda que en España hay 8.116 localidades. Otras fuentes hablan de 8.124. De esos, unos 6.800 pueblos tienen menos de 5.000 habitantes. Es decir, seguro que si vives en una ciudad pequeña, de 20.000 o 30.000 habitantes, el CIS no habrá preguntado a ni uno de sus vecinos a qué partido votará en las próximas elecciones, por ejemplo.


En este sentido, los estratos se han formado por el cruce de las 17 comunidades autónomas con el tamaño de hábitat, dividido en siete categorías: menor o igual a 2.000 habitantes; de 2001 a 10.000; de 10.001 a 50.000; de 50.001 a 100.00; de 100.001 a 400.000; de 400.001 a 1.000.000 (Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Murcia y Palma) y más de un millón de habitantes (Madrid y Barcelona).


Los cuestionarios se realizan mediante entrevista personal en los domicilios. Es decir, personal contratado por el CIS te llama a la puerta. Si quieres abres y les atiendes amablemente. O no. Para realizar ese trabajo, el CIS cuenta con una "red de campo" creada hace 55 años, formada por entre 160 y 180 personas que por la mañana hacen otro trabajo, como dar clases o ser ama de casa, según explicó Torres en abril del año pasado durante una comparencencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso para valorar la dotación presupuestaria.


Según la Agencia EFE, la diputada de Unidos Podemos, Carolina Bescansa, preguntó en esa comisión sobre cómo mejorar las precarias condiciones de trabajo de estas personas. Torres respondió que el CIS no tiene "músculo financiero" para ello y que "una plantilla de 95 o 96 personas no puede dar cobijo a 160 o 180". En 2017, el CIS redujo su presupuesto un 3,75%, unos 300.000 euros. No obstante, Torres explicó que tenían un “colchón” de algo más de tres millones de euros de remanente de tesorería. Este llegó a tener picos de nueve millones hasta que en 2011 empezaron los recortes y se fue "tirando de ahí".


Según sus datos, en 2016, el CIS realizó 41 estudios, incluidos el preelectoral y poselectoral nacionales y de Galicia y el País Vasco, mientras que para 2017 estaban programados 38. Torres explicó que quería afrontar tres problemas: las encuestas siguen haciéndose en papel pese a que desde 2006 hay un proyecto para utilizar tabletas y ordenadores portátiles con lo que "algo se ha avanzado". Según argumentó, se dará por satisfecho si al final de su mandato ha implantado el conocido como sistema CAPI, lo que ha considerado un "reto", dado que no es una "cuestión tecnológica, sino de estructura de recursos humanos".


También abogó por "explorar las encuestas por internet", convencido de que "el futuro está ahí" y por introducir análisis de minería y 'big data' en el banco de datos a disposición de los investigadores. Otro de sus objetivos era cambiar la web del CIS y "reforzar la unidad de campo", para lo cual una persona de investigación pasó a ese departamento. Este año ya está adaptada para móviles y tabletas y con un diseño más moderno. Torres calculó que, sin estudios electorales, tendrían 85.000 o 90.000 entrevistas en 2017.


Para 2018, el presupuesto del CIS es de unos ocho millones de euros, cantidad que considera suficiente incluso si se convocan elecciones no previstas durante este año. Destaca la partida de 200.000 euros que se destinará, en gran parte, a la modernización de las anticuadas instalaciones de su sede central que, ha reconocido, eran propias de la serie de televisión "Cuéntame".


En relación al personal externo a la plantilla orgánica del centro y que realiza el trabajo de campo de las encuestas, el organismo público señala que buscarán nuevas fórmulas de contratación para adaptarla a la nueva ley de contratos, siempre con criterios de transparencia y eficacia.


Nueve trienios


Cristóbal Torres Albero cobró 97.475 euros brutos en 2017 como presidente del CIS, incluidos nueve trienios de antigüedad por ser funcionario del Estado. Percibe 14 pagas. El sueldo público asignado al presidente del Gobierno fue de 79.756 euros en 12 pagas. Torres cobra unos 17.700 euros menos que Mariano Rajoy, aunque este también percibe 879 euros al mes, libres de impuestos del Congreso para gastos, pese a vivir en un palacio. El presidente del CIS accedió al puesto a finales de diciembre de 2016.


En enero de 2012, ocupó la presidencia Félix Requena Santos. Según los datos del Portal de Transparencia del Gobierno, Requena, también con nueve trienios, cobró 94.787 euros en 2013; 95.297 euros en 2014; 98.911 euros en 2015; y 99.471 euros en 2016 (hasta el 23 de diciembre).


Autor del Diccionario de Sociología


Torres nació en Biar (Alicante) en 1961. Es catedrático en el Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma de Madrid. Fue su director entre 2013 y 2016. Ha publicado una docena de libros en las principales editoriales españolas en ciencias sociales (Alianza Universidad, Siglo XXI, CIS, etc.), entre los que sobresalen obras de referencia para la comunidad académica como el Diccionario de Sociología publicado por Alianza Editorial o el más reciente España 2015. Situación social editado por el CIS, que ha recibido el premio al mejor libro de ciencias sociales en los XIX Premios Nacionales de Edición Universitaria (UNE).


También es autor de unos ochenta artículos, capítulos de libros o workings paperspublicados en revistas o editoriales nacionales e internacionales, incluyendo prestigiosas revistas indexadas en el Journal Citation Report y en Scopus (Public Understanding of Science, Rationality and Society, REIS, RIS, etc.).


En su día fue técnico senior y jefe de estudios en dos de las principales empresas de estudios de la opinión pública en España (Emopública y Demoscopia).


Ha impartido cursos o conferencias en la mayor parte de universidades españolas que ofrecen enseñanzas de sociología y en universidades extranjeras como la Universitá Degli Studi di Firenze, Université Paris Dauphine (Paris IX), London South Bank University o la Universidad Autónoma de Baja California. Ha sido profesor visitante en la Universidad de California San Diego en La Jolla. Ha realizado estancias de investigación en la Universidad de Princeton, Universidad de Michigan, London School of Economics and Political Sciences y en el University College de Londres.


Fundó la Revista Española de Sociología (RES) que edita la Federación Española de Sociología y fue director de la misma durante diez años. Ha sido director del programa de doctorado del Instituto Universitario de Investigación Ortega y Gasset, miembro del Editorial Board de la revista European Societies editada por la European Sociological Association y coeditor de la Revista Española de Investigaciones Sociológicas, la principal revista española de sociología que edita el CIS.


Sueldos Públicos ha enviado un correo electrónico al CIS para solicitar los datos relativos a las retribuciones del resto del equipo directivo del órgano público de estas áreas: Secretaría General, Departamento de Investigación, Departamento de Banco de Datos y Departamento de Publicaciones y Fomento de la Investigación.



Imagen: Ágora Habla.

Libre@Diario