siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El negocio del "desempleo" en Canarias: "Expedir Certificados Profesionales"

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / CANARIAS


Academias, Fundaciones, ONGs, Centros Educativos, etc... siguen haciendo caja año tras año a través de Cursos de Formación financiados y subvencionados por Fondos Europeos y por los propios Presupuestos Generales de Canarias.


Bajo la excusa de la Formación, una ingente cantidad de entidades privadas españolas siguen recibiendo subvenciones de Europa, de la Comunidad Autónoma o del Estado, bajo el OFICIAL slogan de Proyectos de Inserción Laboral, PMFAES, PIIIL, etc. 


En Canarias las cifras económicas en subvenciones son escandalosas para mantener en el tiempo a estas entidades que entregan "Certificados Formativos de Profesionalidad" que después no sirven absolutamente para nada a los parados y paradas de las islas. Tras acabar el curso, que normalmente suele prolongarse unos 11 meses, los alumnos vuelven a engrosar las listas del paro. Es decir, han perdido un año para encontrarse en la misma situación de antes o peor, ya que estos cursos no son cotizantes al desempleo y los PMFAES, aunque sean contratos laborales por parte de una empresa, tampoco cotizan al desempleo. Es decir, una vez finalizados estos Cursos Formativos, muchos de los desempleados se ven sin derecho a cobrar prestaciones, pero además perdiendo la condición de desempleados de larga duración. Una trampa legal en toda regla. 


El número de hogares con todos sus miembros en paro en Canarias se cifró en 102.000, según los datos del primer trimestre de 2017 facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que mostraba un mínimo descenso del 0,49 % en respecto al trimestre anterior cuando había 102.500. 


Este año 2018, más de la mitad de los parados inscritos en Canarias, el 51%, no cobra prestación ni subsidio alguno por su condición de desempleados, según datos difundidos este pasado viernes por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. A los parados y paradas canarios y canarias que estén cobrando algún tipo de prestación (que es un derecho adquirido y no un préstamo que aprueba el Estado) se les chantajea con la obligación de asistir a estos cursos sin garantías o por el contrario podrían perder la ayuda



Por el contrario, el Gobierno de Canarias sigue aprobado y desembolsando cientos de miles de euros a Fundaciones Privadas para MANTENER la ratio de la Formación y de paso aumentar de manera sustanciosa las cuentas de resultados de este tipo de entidades privadas con dinero público.


El número de parados inscritos en las oficinas públicas de empleo en abril en Canarias se sitúa en 213.141 personas, Pero se siguen repartiendo Certificados de Profesionalidad a través de este tipo de ENTIDADES FORMATIVAS sin que exista ninguna garantía de empleabilidad para los alumnos.


¿Para que entonces tantos Centros Formativos? ¿Cumplen con el objetivo de la formación que no es otro que la integración laboral


Evidentemente que no, y mucho menos conociendo los datos económicos percibidos por estos Centros. No representan otra cosa que al NEGOCIO DEL DESEMPLEO EN CANARIAS. Millones de euros a repartir entre Academias, Fundaciones, ONGs, Entidades Formativas, etc. mientras los parados (alumnos) seguirán en desempleo a no ser que por arte de magia (no gracias a estos cursos) consigan algún trabajo para poder mantener una vida mínimamente digna. 


LibreDiario@Digital se ha puesto en contacto con numerosos alumnos o ex-alumnos de estas Academias (algun@s con 2 Certificados Profesionales ya en su curriculum) que están suscritas o basadas en este tipo de Cursos subvencionados por el Servicio Canario de Empleo, y nos cuentan que ellos o ellas acuden "por obligación para no perder las prestaciones que tenemos o por la beca que algunas de estas entidades abonan por asistir a clase, las cuales no pasan de 140 euros al mes, exceptuando los PMFAES que son Cursos con contratos laborales formativos (25% de clases, 75% de trabajo efectivo) con salarios base, es decir 735 euros mes (prorrateados). Pero motivación o esperanza de empleo digno no tenemos ninguna" -nos cuentan. 

Libre@Diario