siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Alerta alimentaria: ¿consume panga?

|


LIBREDIARIO@DIGITAL / SALUD


La panga es uno de los pescados menos nutritivos, con un contenido en proteínas muy bajo y un nivel de ácidos omega 3 despreciable. Pero eso no es lo peor, sino que está plagado de mercurio.

El mercurio es un veneno de insólita violencia, tóxico para los sistemas nervioso e inmunitario, el aparato digestivo, la piel, los pulmones, los riñones, el corazón y los ojos. Numerosos estudios epidemiológicos han demostrado que en el 85% de las enfermedades crónicas (cardiopatía coronaria, diabetes, artrosis degenerativa, hipertensión arterial, etc.) tienen mucho que ver los metales pesados como el mercurio.

Llega a los peces a través de la cadena alimentaria, pero no todos lo acumulan en su carne con la misma intensidad.

La sorpresa ha llegado con la panga, que además es de los pescados más consumidos en nuestro país por su bajo coste, su sabor neutro y su presentación en forma de filete sin espinas, lo que hace que le guste a todo el mundo… y todo el mundo se esté envenenando poco a poco con su mercurio.

Si usted lo consume, debe saber que un estudio del Área de Toxicología de la Universidad de La Laguna ha evaluado el riesgo tóxico por mercurio que supone la ingesta de este pescado a partir de 80 muestras de filetes congelados y los resultados, que se acaban de publicar en la revista Chemosphere, revelan que algunos ejemplares superan las concentraciones máximas admisibles, fijadas por la legislación europea en 0,5 mg/kg. (1) (2)

La razón es que este pescado llega a los supermercados y los comedores de colegios, residencias y hostelería procedente del río Mekong (Vietnam), uno de los más contaminados del mundo.

Si usted consume panga u otros pescados más nutritivos que la panga (pero que al encontrarse en lo más alto de la cadena alimentaria también acumulan un nivel problemático de mercurio, como el atún, el pez espada, la lubina o el tiburón, así como otros de crecimiento lento), debe saber que hay una forma muy sencilla y natural de eliminar todo el mercurio que ha acumulado a lo largo de su vida en su organismo y de evitar seguir haciéndolo con cada bocado de pescado que se lleva a la boca. 



Fuentes:

  1. Chemosphere (2018); doi:10.1016/j.chemosphere.2017.12.137
  2. Reglamento (CE) nº 1881/2006 de la Comisión, de 19 de diciembre de 2006) que establece el contenido máximo de contaminantes en los productos alimenticios.

****************************** ******************************************

Foto:

El pez panga / CC by-sa Brücke-Osteuropa (Wikimedia Commons)  


Libre@Diario