siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

El coordinador de IUC, Ramón Trujillo, pide una reforma electoral de verdad en Madrid

|


LIBREDIARTIO@DIGITAL / SANTA CRUZ DE TENERIFE


Ramón Trujillo, coordinador de Izquierda Unida Canaria (IUC), denuncia que los representantes del 18,15% de la ciudadanía, en el Parlamento de Canarias, hayan ganado a quienes representan al 81,8% y bloqueen la democratización de Canarias


El coordinador de IUC afirma que es “un esperpento que la minoría absoluta gane a la mayoría absoluta” y que, por lo tanto, los partidos democráticos “deben acabar con el autoritarismo en el archipiélago a través de la reforma del Estatuto de Canarias en Madrid. Deben hacer una reforma de verdad”. 


Trujillo afirma que en Canarias hay un sistema autoritario moderado, con elecciones que falsifican la voluntad popular. 


En ningún lugar del mundo, añade el portavoz progresista, “la tercera fuerza política en votos es la primera en escaños, salvo en Canarias”. Al pueblo canario se le ha prohibido proponer un cambio de la ley electoral a través de una iniciativa legislativa popular y, para impedir un cambio de la legislación electoral, basta con que quienes representan al 18% de los votantes se opongan. 


El Parlamento de Canarias ha impuesto una minoría de edad permanente al pueblo canario, que ha consistido en decidir qué minoría decide sobre la mayoría, sin haber consultado jamás al pueblo sobre cómo debe ser su sistema de representación. 


Trujillo considera que PP, PSOE, NC, Ciudadanos y Unidos Podemos deben imponer una reforma electoral realmente democrática para Canarias y superar la muy insuficiente reforma que han consensuado en Canarias. Para el coordinador de IUC el problema está en el PSOE y en el PP, que han asumido que Canarias no puede tener un sistema electoral realmente democrático y sólo están dispuestos a pequeñas reformas que no hagan peligrar el cupo de sobrerrepresentación que les da la legislación electoral canaria. 


El portavoz de IUC denuncia que “uno de los mayores problemas del archipiélago es que Coalición Canaria no sea un partido democrático, sino una organización basada en la legalización de un fraude electoral. Está demostrado que los sistemas electorales que más tergiversan el valor del voto favorecen mayores niveles de desigualdad y menores avances sociales que los sistemas proporcionales. Una de las razones por las que Canarias está a la cola de la España social es nuestro sistema electoral”. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Libre@Diario