siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en Google+ Canal de youtube

Los independentistas avanzan hacia un pacto para un gobierno simbólico en Cataluña

|


MADRID (Reuters)@


Los partidos independentistas avanzaban el lunes hacia un acuerdo para tratar de poner en marcha la legislatura en Cataluña, barajando la opción de elegir a un jefe de gobierno simbólico mientras el poder lo ostentaría el expresidente Carles Puigdemont desde el exilio.


Ante el cerco judicial promovido por el Gobierno español para impedir que Puigdemont vuelva a la Generalitat tras la declaración de independencia de octubre, las fuerzas que ostentan conjuntamente la mayoría del Parlament -JXC, ERC y CUP- esperan que las conversaciones se traduzcan pronto en un acuerdo, aunque no adelantaron fechas ni detalles.


Estamos trabajando para llegar a un acuerdo (..) Entendemos que la política catalana hoy pasa por Bruselas”, dijo el diputado de JXC Eduard Arroyo en rueda de prensa en Bruselas, sin dar detalles de cómo se llevaría a cabo el hipotético reparto de poderes.


De pactarse finalmente esta fórmula, se impondría la vía planteada por ERC para poner fin a la tensa incertidumbre política tras las elecciones autonómicas de diciembre y la insistencia de Puigdemont de recuperar la presidencia desde Bruselas, adonde huyó para evitar la acción judicial por las acusaciones de sedición, rebelión y malversación contra él.


Suena bien, porque da todo el valor al Govern legítimo y permite un gobierno efectivo”, dijo el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, en rueda de prensa tras la ejecutiva de su partido.


Con un acuerdo de este tipo, se evitaría poner en un brete a la Mesa del Parlament, que la semana pasada aplazó la sesión de investidura para no desobedecer el dictamen del Tribunal Constitucional que prohibía un pleno en el que el candidato a la presidencia no estuviera presente.


La Mesa está pendiente del dictamen de los letrados de la cámara, que han de pronunciarse sobre si consideran que ha comenzado a correr el plazo que obligaría a ir de nuevo a las urnas en dos meses si no hay un presidente elegido.


Convocadas por el Gobierno español dentro de las medidas de intervención regional, las elecciones de diciembre arrojaron un Parlamento con mayoría independentista pero en el que la fuerza más votada fue Ciudadanos, defensor de que Cataluña siga siendo parte en España.


Esa defensa de la indivisibilidad del país parece granjear réditos políticos a la formación liberal a nivel estatal, donde pasaría a ser la tercera fuerza política tras Partido Popular y PSOE si hoy se celebraran elecciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.